¿Cuáles son los mejores suelos para cámaras frigoríficas?

Las empresas industriales suelen trabajar con cámaras frigoríficas. Cuando acudimos a una industria del sector de alimentación tipo cárnico o vegetal es habitual que en sus instalaciones puedas encontrar cámaras frigoríficas.

Una cámara de este tipo suele ser un espacio que está refrigerado dentro de una instalación industrial, en general se las conoce también como cuartos fríos.

Existen diferentes tipos de cámaras frigoríficas en función de la utilidad que tengan, el uso que se le va a dar, el tamaño, la potencia, etc. Sin embargo, una clasificación habitual de estas cámaras las organiza en:

  • Congeladores.
  • Neveras o heladeras.
  • Abatidores de temperatura.
  • Túneles de congelación.

Estos espacios destinados al enfriamiento de productos, que requieren una conservación a bajas temperaturas, pueden estar elaborados y fabricados de formas muy diversas. Uno de los aspectos más importantes cuando se trata de cámaras frigoríficas es el tipo de suelo con el que están fabricadas. Aunque las cámaras suelen llevar un suelo aislante, los suelos han de ser adecuados para su uso y que sea seguro.

¿Qué suelos para cámaras frigoríficas elegir?

Existen muchas cámaras frigoríficas y empresas proveedoras pero, para elegir la mejor opción para tu negocio debes conocer algunos aspectos que acabarán siendo determinantes, como es el caso del suelo.

Que el suelo tenga entre sus características que sea antiácido es uno de los elementos más importantes de una cámara de frío, ya que el suelo es una parte de la cámara que estará sometida a un uso intensivo. Esto hace que siempre se busquen suelos que cumplan con unas características específicas en estos entornos.

Los suelos antiácidos están pensados y elaborados para resistir el contacto con sustancias y líquidos abrasivos. Estos suelos también llevan una capa antiadherente, pero su principal función radica en evitar que se dañen cuando ciertos productos caen sobre su superficie.

El PVC, el mejor material en suelos para cámaras frigoríficas

Si vas a instalar desde cero tu propia cámara debes buscar ante todo el aislamiento del suelo para la cámara frigorífica. Los suelos para cámaras frigoríficas pueden ser de varios tipos, aún así el más eficaz para que no haya problemas de pérdida de frío, ni riesgos de resbalar es el suelo de PVC.

Por otra parte, el suelo para cámaras frigoríficas presenta una fácil limpieza, favoreciendo a que estos espacios puedan mantenerse limpios durante más tiempo. Son suelos muy resistentes a los que puedes darle un uso intensivo en el día a día.

El acabado brillante de los suelos vínilicos hace que ofrezca un acabado más agradable y más atractivo. De hecho, dentro de los suelos de PVC hay algunas variantes, pero todos ofrecen los mejores resultados para este tipo de usos.

La instalación de suelos de PVC en tu cámara de frío te ofrecerá importantes ventajas que debes tener en cuenta. Entre ellas se encuentran:

  • Estos suelos funcionan muy bien cuando se trabaja con maquinaria pesada debido a que a pesar de que pase el tiempo y del uso suelen mantener su capacidad de agarre muy bien.
  • Los suelos PVC son suelos que pueden instalarse con una mayor continuidad sin que haya solapas ni juntas que puedan suponer un problema cuando se trabaja con el transporte de mercancías.
  • Los suelos de vinñilo se caracterizan porque tienen una gran capacidad de resistencia a las bajas temperaturas lo que los hace muy adecuados para los entornos de cámaras de frío. Debido a que adoptan fácilmente la temperatura fría de su entorno contribuyen también a mantener el frío del ambiente en el que se encuentran.
  • Son suelos antideslizantes para cámaras frigoríficas porque presentan una gran capacidad para evitar que se produzcan deslizamientos de mercancías, vehículos o personas.
  • Son suelos cuya limpieza resulta muy fácil y sencilla, ya que responden muy bien a los tratamientos habituales en este tipo de suelos.
  • Son suelos más económicos que otro tipo de suelos aislantes. Los suelos para cámaras frigoríficas suelen tener un alto coste. Sin embargo, los suelos de PVC tienen un precio más económico, sin que ello afecte a sus resultados y su eficacia con respecto a otro tipo de suelos.

Tener en cuenta estos aspectos es fundamental a la hora de elegir una cámara frigorífica o de diseñarla, ya que de ello dependerá la calidad de la cámara y el cumplimiento de las funciones principales que se espera de ella.

Si decides apostar por el pavimento de PVC para los suelos de las cámaras frigoríficas, contar con EcoSuelosPVC siempre es un acierto. Contacta con nosotros y descubre todos los beneficios que te ofrece el suelo vinílico.

Losetas de PVC
Suelo de PVC para gimnasio Suelo de PVC para cocinas industriales Suelo de PVC para laboratorios Suelo de PVC para industria electrónica Suelo vinílico antideslizante