Baldosas de PVC para cocinas industriales antideslizantes
HACCP: Qué es el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control

Desde 1998, las empresas relacionadas con el sector la alimentación están obligadas a seguir programas que aseguren la inocuidad del entorno en que procesan sus productos.

El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP por las siglas en inglés de Hazard Analysis and Critical Control Points), es un sistema que ayuda a garantizar la producción de alimentos seguros

El objetivo del HACCP es minimizar los riesgos asociados a agentes biológicos, químicos y físicos. Se trata, por tanto, de un plan destinado más a la prevención que a la detección en sí misma.

¿Qué es el HACCP?

El HACCP o Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control es un sistema de administración que aborda la seguridad alimentaria de manera global. Sirve para identificar, analizar y controlar los peligros físicos, químicos, biológicos y radiológicos asociados a los procesos de producción de alimentos y/o bebidas. En el análisis se aplica tanto la producción de las materias primas como al consumo del producto terminado, pasando por todas las etapas del proceso de elaboración y distribución.

El HACCP es de obligada aplicación para las industrias dedicadas a la producción de alimentos, para las empresas que producen insumos que están en contacto con alimentos y para las organizaciones de la industria farmacéutica. Esto engloba a múltiples agentes, industrias, fabricantes y distribuidores, entre ellos empresas como la nuestra.

En EcoSuelosPVC uno de nuestros servicios es la fabricación y colocación de suelos especiales para cocinas industriales, obradores e industria alimentaria. Estos suelos deben cumplir con los requisitos recogidos en el HACCP.

¿Cuáles son los objetivos del HACCP?

El éxito del HACCP está vinculado al compromiso de la empresa y de los empleados con el proceso, ya gracias a él los riesgos de contaminación se reducen considerablemente. Hablamos, por tanto, de una cuestión de seguridad que es prioritaria.

Por ser un plan de actuación global, HACCP debe implantarse en dos fases: una primera etapa de establecimiento y una segunda de establecimiento de objetivos.

Primera fase del HACCP

  • Formación de equipo HACCP. El equipo debe estar liderado por un especialista en sistemas de producción y contar con el asesoramiento de expertos conocedores de los peligros y riesgos del proceso productivo.
  • Descripción del producto. Una descripción del alimento o bebida detallada incluirá cuál es su composición y estructura, además de sus condiciones de tratamiento, envasado, almacenamiento y distribución. También su fecha de caducidad y sus instrucciones de uso.
  • Diseño del diagrama de flujo del Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control. Esta etapa final de la primera fase del HACCP implica diseñar un calendario de implantación y de revisión en caso de ser necesario.

Segunda fase del HACCP

En la segunda fase encontramos los puntos y objetivos principales del HACCP.

  • Establecer peligros reales en la producción de alimentos. Esto implica relacionar cada peligro potencial con su etapa de producción o consumo, y determinar acciones para su control, reducción o eliminación.
  • Identificar los puntos en los que se deben hacer controles para garantizar la inocuidad de los productos.
  • Limitar las normas de control para saber qué tipo de productos son seguros y cuáles no.
  • Vigilar los procesos de producción, almacenaje y distribución para asegurar que los procesos se realizan bajo las condiciones fijadas en el HACCP. Esta información debe ser evaluada por una persona cualificada para aplicar medidas de validación o corrección oportunas.
  • Diseñar y poner en marcha acciones correctivas cuando se detecta un Punto Crítico fuera de control. Estas acciones deben estar preestablecidas claramente para que los responsables designados puedan ponerlas en marcha.
  • Verificar que el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control funciona y que cumple con los objetivos establecidos.
  • Documentar y registrar las acciones relacionadas con el HACCP. Esta última fase es fundamental para asegurar la inocuidad del producto a lo largo de todo su proceso de producción.

¿Para qué sirve el HACCP?

El HACCP garantiza la seguridad de los alimentos y bebidas y sus beneficios están directamente vinculados a la salud de los consumidores. Otras de las ventajas de la aplicación del HACCP en una empresa son:

  • Permite a los consumidores confiar en la higiene de los alimentos.
  • Determina los peligros relacionados con la inocuidad de los productos.
  • Fomenta la competitividad entre organizaciones de la industria alimentaria a nivel mundial.
  • Promueve el cumplimiento de requisitos oficiales. Su consecución se relaciona  directamente con el uso de nuevos productos y sistemas, así como con el desarrollo y la aplicación de tecnologías más seguras e innovadoras.
  • Favorece un funcionamiento eficiente de las empresas del sector.

En EcoSuelosPVC somos una empresa comprometida y responsable. Por eso nuestros suelos industriales para cocinas y entornos alimentarios cumplen con todas las características especiales de comodidad, diseño y seguridad, pero también con todas los estándares de higiene definidos por el HACCP.  Por supuesto, todos nuestros accesorios (zócalos, esquinas, etc.), también cumplen estos mismos requisitos.

¿Quieres que tu suelo se ajuste a los estándares del HACCP para garantizar la máxima seguridad en tus productos? Pídenos información. ¡En EcoSuelosPVC somos profesionales y tenemos experiencia en el sector alimentario!

Losetas de PVC
Suelo de PVC para gimnasio Suelo de PVC para laboratorios Suelo de PVC para industria electrónica Suelo vinílico antideslizante