Cómo insonorizar un taller mecánico
Cómo insonorizar un taller mecánico: adiós a la contaminación acústica

El ruido, uno de los contaminantes intangibles más presentes en la vida moderna, puede acabar siendo un problema de salud para los trabajadores de las empresas relacionadas con el sector automovilístico.

Pero no sólo los trabajadores de la propia empresa pueden sufrir las consecuencias sino también vecinos o comercios cercanos, que pueden verse seriamente afectados cada día.

Cierto es que los talleres mecánicos, por la naturaleza de su propio trabajo y de la actividad que trae consigo la automoción, generan niveles importantes de ruido, pero existen soluciones de aislamiento acústico de taller para mejorar esta situación de una manera cómoda y rápida.

En este post te contamos cómo insonorizar un taller para que la adecuación acústica del mismo ayude a mejorar el ambiente de trabajo y a reducir al mínimo las molestias que produce la actividad de este tipo de locales.

Insonorización del suelo: una solución sencilla y rápida
Adecuar la acústica de un taller mecánico pasa por la insonorización del suelo. En este sentido, es necesario tener en cuenta la calidad de los materiales que vas a utilizar ya que de ellos depende que el trabajo realizado pueda alcanzar o no el éxito esperado y de que la inversión que vayas a destinar, merezca la pena.

Además, teniendo en cuenta las herramientas con las que se trabaja diariamente en los talleres mecánicos, es de vital importancia que el suelo pueda amortiguar los ruidos de los objetos que se caen y que se puedan limpiar de manera fácil los fluidos químicos y los carburantes que manchan las baldosas y que pueden generar algún que otro accidente laboral.

Una de las mejores opciones para realizar la insonorización de un taller son las losetas de PVC. Estos suelos ecológicos, hechos a partir de PVC reciclado, te aportan seguridad, durabilidad y comodidad. Sin duda, un buen suelo para tu taller es una de las primeras mejoras a tener en cuenta.

Además, este tipo de suelos te va a proporcionar resistencia, adherencia, fácil limpieza y bajo coste de mantenimiento por lo que vas a poder rentabilizar muy pronto la inversión realizada gracias a su excelente relación durabilidad-tiempo.

Cómo realizar el aislamiento acústico del taller
Después de todo lo expuesto, tal vez te estás preguntando cómo insonorizar un taller. En este sentido, tienes que saber que los suelos de PVC tienen una fácil instalación siempre y cuando esté realizada por un equipo de profesionales expertos en la materia.

Entre otras ventajas que veremos a continuación, podemos destacar que uno de los beneficios de este material es su fácil colocación ya que se puede instalar sobre el suelo ya existente, un hecho que te va a hacer ahorrar tiempo y dinero y que va a permitir que puedas seguir con tu actividad laboral mientras adaptas tu lugar de trabajo.

Por todo ello, este tipo de aislamiento acústico para un taller mecánico es una solución muy a tener en cuenta ya que se adapta totalmente a cualquier necesidad, ofreciendo soluciones a los problemas más habituales que produce el suelo de un taller, como son las reparaciones constantes y la poca resistencia a los impactos generados por las grandes herramientas.

Ventajas de insonorizar un taller mecánico
Para un taller mecánico, lo más adecuado es, sobre todo, impedir que el ruido salga, por lo que la instalación de losetas de PVC te va a aportar las siguientes ventajas:

  1. Insonoridad
    Los suelos de PVC atenúan las resonancias que se producen en los talleres mecánicos, generadas a causa de motores encendidos o maquinaria en funcionamiento durante horas y horas. Gracias a esta característica, puedes evitar la contaminación sonora y generar un ambiente de trabajo agradable donde el ruido entre en un segundo plano, consiguiendo un óptimo aislamiento acústico del taller.
  2. Durabilidad
    Los suelos de los talleres están sometidos a grandes cantidades de peso que provienen de vehículos y herramientas, por lo que deben tener una gran resistencia a todas estas condiciones. Lo bueno de las baldosas de PVC es que son altamente resistentes y que, además, soportan elevadas temperaturas desprendidas por la maquinaria allí utilizada.
  3. Fácil mantenimiento y limpieza
    Limpiar estas zonas, tan expuestas a manchas de aceite y grasa, entre otras, puede significar una gran inversión de recursos y tiempo. Pero como los suelos de PVC tienen un efecto antipolvo ya que no absorben los materiales, el mantenimiento que necesitan es muy poco ya que su lavado es rápido y sencillo.

Cuando de mejorar el aislamiento acústico de tu taller de trabajo se refiere, los suelos de PVC son la elección más acertada. Calidad, diseño y resistencia en una misma baldosa para hacer de tu taller mecánico un lugar mucho más seguro, cómodo y accesible. En EcoSuelosPVC somos expertos en la colocación de suelos de PVC y, además, nos avalan más de 15 años de experiencia en el sector. ¿Hablamos?

Losetas de PVC
Suelo de PVC para gimnasio Suelo de PVC para cocinas industriales Suelo de PVC para laboratorios Suelo de PVC para industria electrónica Suelo vinílico antideslizante